Ingredientes esenciales para la educación en línea

Introducción

¿Cómo podemos mejorar las experiencias de aprendizaje en línea de nuestros estudiantes? En TBox recomendamos una estrategia concreta y sencilla que nos permitirá avanzar en la calidad de la enseñanza que brindamos a través plataformas educativas y herramientas en línea.

Imagine, planifique, implemente y evalúe experiencias de aprendizaje que tengan cuatro ingredientes esenciales en la educación del Siglo XXI: investigación, colaboración, producción y ciudadanía digital. ¡La tecnología será un medio para facilitar cada uno de estos componentes!

Investigación

Los estudiantes pueden utilizar información en la web para resolver las preguntas o situaciones planteadas en la experiencia de aprendizaje. El uso de simulaciones, por ejemplo, les permite explorar conceptos y fenómenos. Recursos multimedia como videos, películas animadas, esquemas e imágenes, facilitan la comprensión de diferentes temáticas. ¡La tecnología abre grandes posibilidades para la investigación y la exploración!

Colaboración

El uso de blogs, páginas wikis o documentos compartidos permite que los estudiantes puedan construir su aprendizaje de forma colaborativa. Por ejemplo, puede generar una presentación compartida para preparar un insectario virtual de la clase: cada equipo o alumno puede completar una diapositiva con una imagen y datos relevantes del insecto de su elección. La tecnología no debe aislar, debe ser un medio que facilite el trabajo en equipo y que nos ayude a vencer las barreras de espacio y horario.

Producción

Actualmente existe una gran cantidad de herramientas para que los estudiantes “produzcan” diferentes tipos de materiales educativos: documentos, presentaciones, videos, audio, infografías, imágenes, gráficos estadísticos y sitios web, entre otros. Además, se pueden hacer “producciones caseras” que no involucren el uso directo herramientas informáticas, si no materiales que los estudiantes tengan a la mano.

El trabajo del docente está en proponer la producción de materiales retadores, que reflejen el aprendizaje de la experiencia y que estén acordes a la realidad de sus estudiantes. La producción debe ser un ingrediente que fomente la curiosidad, la creatividad y la capacidad para resolver problemas.

Ciudadanía digital

La ciudadanía digital es un conjunto de áreas que ayudan a utilizar la tecnología con responsabilidad, ética y seguridad. La ciudadanía digital permite establecer la forma correcta de interactuar en ambientes virtuales, para convivir en armonía y libre de peligros.

Como docentes, debemos promover buenas prácticas que ayuden a los estudiantes a utilizar los recursos tecnológicos de forma apropiada. Acciones sencillas como acordar normas de interacción en una plataforma educativa o en clases virtuales pueden hacer la diferencia.

Ejemplo

Un ejemplo sencillo de una experiencia de aprendizaje con estos cuatro componentes y el uso creativo de la tecnología lo podemos observar en el siguiente video:

1 Comentario

  • Ana Elvira Ruiz 22 mayo, 2020

    Excelente herramienta oportunidad
    Para usarla

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *