¡Bienvenidos a bordo!

T-Box Junior es la nueva propuesta de tecnología educativa que T-Box ofrece para el nivel preescolar, enfocándose en niños y niñas entre los 3 y 6 años de edad. Comprende un currículo completo con todos los recursos necesarios para impartirlo en los centros educativos: estrategia y material didáctico, plataforma en internet, capacitación y asistencia técnica-pedagógica.

T-Box Junior se centra en utilizar la tecnología como una herramienta para facilitar la creatividad, la exploración, el pensamiento lógico-matemático y la actividad lúdica en el proceso educativo.

Principios educativos

el mapa del viaje

T-Box Junior retoma los principios educativos que guían la solución T-Box en todos los niveles escolares y los aplica en el nivel preescolar. Estos principios son:

Principio 1: Aprender haciendo

En T-Box el protagonista es el estudiante. Los proyectos educativos proponen experiencias usando tecnología que facilitan un aprendizaje activo y totalmente práctico, donde se resuelven creativamente tareas o problemas.

Principio 2: Hacer el aprendizaje divertido

La actividad lúdica es una herramienta fundamental en T-Box. Se incorpora el juego como un medio que permite a los niños y niñas comunicarse, crear y cooperar.

Principio 3: Fomentar el aprendizaje significativo

T-Box busca que los estudiantes construyan un aprendizaje útil y relevante. Los proyectos enriquecidos con tecnología permiten el descubrimiento de nuevas experiencias y su conexión con los conocimientos que ya poseen.

Principio 4: Ofrecer un ambiente seguro y de apoyo

Es fundamental ofrecer a los estudiantes un escenario de afectividad y confianza. Los proyectos de la propuesta de T-Box facilitan el uso responsable y seguro de la tecnología.

Principio 5: Evaluar auténticamente

La evaluación es parte esencial de la propuesta educativa de T-Box. En el nivel preescolar la evaluación se centra en la observación permanente y su registro oportuno, además de la valoración del portafolio de cada proyecto.

Destino de la aventura

El objetivo de T-Box es trabajar de la mano con los centros educativos para que los niños y niñas de edad preescolar desarrollen las siguientes competencias:

Objetivo

Usar de forma creativa y relevante la tecnología que tienen a su disposición.
T-Box Junior no busca únicamente que los estudiantes utilicen tecnología, sino pretende que lo hagan con creatividad para resolver diversas tareas asociadas a un proyecto de su interés.
Manejar de forma eficiente y responsable la información.
T-Box Junior ayuda a que los estudiantes comprendan diversos mensajes y empleen la información útil para una tarea concreta.
Comunicar ideas y opiniones de forma efectiva.
Los proyectos de T-Box Junior facilitan que los estudiantes comuniquen ideas, opiniones y emociones usando diferentes medios y formatos. Se apoya el desarrollo de habilidades de lectoescritura y la coordinación óculo-manual.
Trabajar adecuadamente en equipo.
A través de las experiencias de aprendizaje propuestas en T-Box Junior se busca que la tecnología se convierta en un medio para trabajar de forma cooperativa. Se fomenta la práctica de valores como respeto, cortesía, equidad y tolerancia, entre otros.
Resolver problemas.
El Pensamiento Computacional es un eje central de la propuesta educativa de T-Box Junior. Este enfoque combina las habilidades de pensamiento crítico con el poder de la tecnología para resolver problemas.

Estándares

La brújula del viaje

T-Box Junior se basa en los estándares internacionales de ISTE (Sociedad Internacional de Tecnología en Educación) denominados NETS. Las seis categorías en las que se organizan los estándares NETS son:

  1. Creatividad e innovación.

  2. Comunicación y colaboración.

  3. Investigación y localización efectiva de información.

  4. Pensamiento crítico, solución de problemas y toma de decisiones.

  5. Ciudadanía digital.

  6. Operaciones y conceptos de las TIC.

T-Box Junior trabaja con la metodología de Aprendizaje por Proyectos. Esta metodología facilita realizar de forma concreta las tendencias actuales de la educación preescolar, usando un enfoque “globalizador” del proceso educativo, ya que aborda los contenidos y áreas de desarrollo de forma integrada y no parcializada.

Estrategia didáctica T-Box
Los estudiantes completan todos los proyectos educativos siguiendo la estrategia didáctica de T-Box, la cual consta de 4 fases:

Metodología educativa

La ruta a seguir

Investigar

Cada proyecto educativo inicia con una historia que presenta de una forma interesante y colorida de qué se tratan las actividades a realizar. En esta etapa se fomenta la imaginación, la atención y la lectoescritura.

Explorar

A través de actividades totalmente prácticas, los estudiantes resuelven diversas tareas para completar el proyecto. Esta fase les permite experimentar con diversas opciones y procesos, abriendo espacios para el descubrimiento, la creatividad y la expresión.

Construir

Los niños y niñas deben completar la tarea central del proyecto, poniendo en práctica lo aprendido en las fases anteriores. Los estudiantes solucionan el desafío planteado usando su Pensamiento Computacional.

Aplicar

El propósito de esta fase es que los estudiantes apliquen lo aprendido a lo largo del proyecto en una actividad que vaya más allá del salón de clases. Por ejemplo, los estudiantes podrán colaborar en la difusión de un mensaje en su familia, en su institución educativa o en la comunidad.

Organización del currículo

Escalas del viaje

T-Box Junior está organizado en cuatro niveles educativos, atendiendo niños y niñas a partir de los 3 años de edad:

Pasitos (3 años) Paso A (4 años) Paso B (5 años) Paso C (6 años)

El currículo de cada nivel educativo cuenta con un curso de introducción y 4 proyectos globalizadores que comprenden todo el año escolar:

Curso de introducción (2 semanas)
Proyecto 1 (7 semanas)
Proyecto 2 (7 semanas)
Proyecto 3 (7 semanas)
Proyecto 4 (7 semanas)

Para el nivel preescolar, T-Box recomienda una hora de clase semanal.

Materiales educativos

Equipaje disponible

T-Box Junior cuenta con herramientas y materiales en formato digital, los cuales estarán accesibles desde la plataforma en internet.

PaintBox: Es el editor de imágenes infantil de T-Box Junior. Cuenta con variedad de herramientas como sellos, texto, dibujo, pintura, fondos y efectos, entre otros.

StoryBox: Es una aplicación en internet que los niños y niñas utilizan para crear historias interactivas. Los estudiantes pueden programar el comportamiento básico de los personajes de la historia.

Cuentos e historias: La plataforma de T-Box Junior tiene a disposición los cuentos e historias que se utilizan en cada proyecto. Las historias están totalmente ilustradas e incorporan audio para que los estudiantes puedan escucharlas.

Materiales educativos: Desde esta plataforma es posible acceder a los materiales educativos que se utilizarán para llevar a cabo cada proyecto educativo: guía interactiva del docente, archivos de trabajo, sitios web y demostraciones.

Directorio de sitios web: Comprende sitios web especialmente clasificados para la edad preescolar. Estos sitios contienen actividades y juegos para usarse en el salón de clases o en el hogar.

Directorio de “apps” infantiles: Listado de “apps” para dispositivos móviles que favorecen el aprendizaje de los estudiantes de preescolar. Estas “apps” pueden ser aprovechadas dentro del centro educativo o en la familia.

Pasaporte T-Box Junior

Los estudiantes cuentan en formato impreso con el “pasaporte T-Box Junior”, el cual se va completando durante el año escolar. Este material incluye el código de acceso a la plataforma en línea y las indicaciones básicas para usar este recurso.

Evaluación

Resultados del viaje

Los proyectos educativos de T-Box Junior son evaluados usando dos técnicas que se interrelacionan entre sí:

Observación

La observación es una técnica indispensable para evaluar el proceso educativo en el nivel preescolar. Cada proyecto utiliza una rúbrica con la cual se logra registrar la forma en que se presentan los desempeños asociados con los indicadores de logro del proyecto.

Portafolio

La evaluación se puede complementar por medio de la revisión del portafolio que los estudiantes crean en cada proyecto. El análisis del portafolio está relacionado con los desempeños definidos en la rúbrica del proyecto.

Beneficios

Abriendo fronteras

Los tres principales beneficios que T-Box Junior ofrece a los centros educativos son:

  1. T-Box Junior comprende una solución concreta para fomentar el uso creativo, responsable y seguro de la tecnología en el nivel preescolar. Las instituciones cuentan con proyectos educativos que ofrecen experiencias de aprendizaje enriquecidas con tecnología, las cuales cubren las principales áreas de desarrollo de los niños y niñas.

  2. Brinda una estrategia y herramientas tecnológicas acordes a las tendencias actuales de educación infantil, las cuales promueven el aprendizaje significativo de los estudiantes por medio de un ambiente lúdico y estimulante para su desarrollo integral.

  3. Facilita el involucramiento de toda la comunidad educativa en el aprendizaje de los niños y niñas, a través de proyectos que tienen actividades, recursos y herramientas para comunicarse, colaborar y compartir más allá del salón de clases.